Su hijo juega videojuegos violentos?

clasificación de los videojuegos
Recientemente uno de mis principales tutores y patrocinadores de este sitio me contó con preocupación que su hijo preadolescente está muy entusiasmado por los videojuegos violentos. 
El chico en mención es jugador desde que tenía unos cuatro años y en ese entonces la Nintendo Game Cube y luego la Wii  eran sus consola favorita. Juegos como el Mario Kart o el Mario Galaxy  eran sus preferidos hasta ahora que sus gustos cambiaron “radicalmente”.
Primero, debo decir que este cambio es muy normal. Es como cuando un niño esta acostumbrado a ver el canal Discovery Kids y cuando crece un poco más, prefiere ver el Disney Channel.  Es natural que después de cantar con Elmo, un pequeñin quiera ver a Ben 10.  Hay que aceptar los cambios.
Entiendo que la preocupación sea sobre los juegos violentos. La primera recomendación para los padres que tengan este mismo problema, es fijarse en la clasificación de los videojuegos. (en el próximo post tendremos la descripción completa). Esta clasificación funciona como la de las películas, es decir, hay títulos creados para las consolas que NO son aptas para todas las edades.
Ahora, si no se han dado a la tarea de seguir las recomendaciones de las clasificaciones, lo mejor es explicarle al niño la diferencia entre la realidad y la fantasía. Si un pequeño entiende que sus acciones tienen reacciones en la vida, podrá entender la diferencia entre un juego y su cotidianidad.
No es lo mismo caerse en una bicicleta en un juego, que caerse de la bicicleta en el mundo real. En la realidad duele y eso es algo fácil de entender.
En general, creo que los padres de familia se preocupan un poco más de la cuenta en cuanto a los gustos “extraños “ de sus hijos.  Nosotros también fuimos adolescentes, y no por el hecho que oyeramos a Ozzy Osbourne, comimos murciélagos en el desayuno.
A continuación les dejo dos links con los beneficios de los “juegos violentos”.
Compartir en Google Plus

Autor Stanley Herrarte

0 comentarios:

Publicar un comentario