Softbol, un deporte sin reflectores


Víctor Herrarte

En el Campeonato Mundial de Softbol realizado recientemente en Canadá, la Selección Mayor Femenina dejó sensaciones positivas en las delegaciones de los otros países participantes.

Nuestras deportistas hicieron valer sus condiciones para alcanzar el puesto 20 en el ranquin mundial. Nada mal para un equipo integrado en su mayoría por jovencitas que están iniciando un proyecto con metas claras y la convicción de escalar posiciones, con trabajo duro y actitud de campeonas. Sus edades oscilan entre los 15 y 30 años.

A criterio de las seleccionadas la experiencia fue muy buena porque en esa exigente competencia pudieron darse cuenta de las virtudes que poseen en el terreno de juego, además de detectar los aspectos en los que tienen que trabajar para ser un equipo más potente, “mucho más explosivo” según sus propias palabras.  

Las personas encargadas de la Asociación de Softbol (Asosoft) están en pláticas para iniciar una serie de juegos internacionales que serán sumamente valiosos para mejorar el nivel de las talentosas chicas. Existe la posibilidad de participar en Europa y de enfrentarse nuevamente a Cuba, una de las escuadras más poderosas de Latinoamérica.
Mientras tanto, la novena azul y blanco continúa entrenándose sin tanto ruido, sin reflectores, demostrando que en Guatemala hay deportes muy exitosos, pero que lamentablemente no cuentan con el apoyo de otras disciplinas que –por ser mediáticas– reciben patrocinio de muchas empresas, aunque su rendimiento en el plano internacional sea intrascendente.

De hecho, la mayoría de las integrantes de integrantes de la Sele deben esforzarse diariamente para combinar estudios o trabajo con los entrenamientos de Softbol, un sacrificio que están dispuestas a realizar porque todas tienen en común la pasión que se siente al ingresar al diamante.

¡Adelante campeonas!
Compartir en Google Plus

About Víctor Herrarte

0 comentarios:

Publicar un comentario