Cumple 10 años


El cabello es uno de los principales signos de identidad de una mujer, y cuando está suave y
bien cuidado transmite poder y sensualidad. Desde 2008, Moroccanoil se ha convertido en un
aliado para que millones de mujeres y hombres en todo el mundo, gracias a sus fórmulas
innovadoras, de fácil aplicación y alto rendimiento y a su revolucionario uso del aceite de argán
como ingrediente principal.

Carmen Tal, cofundadora de la marca, conoció el efecto de este aceite en su cabello y se
decidió a compartirlo con el mundo. En ese entonces, los productos capilares a base de aceite
eran inusuales, pero eso no detuvo a Carmen y a su esposo, quienes se unieron con un grupo
de visionarios para crear el Tratamiento Regular Moroccanoil.

En pocos meses, muchas personas alrededor del mundo notaron que, con la aplicación de este
tratamiento, su cabello pasaba de ser quebradizo y dañado a recuperar la fuerza y elasticidad
que el ambiente o los procesos químicos le habían arrebatado y con él, la seguridad en sí
mismos. El Tratamiento Regular Moroccanoil se volvió una verdadera necesidad entre los
profesionales de la belleza y la demanda inspiró una línea completa de productos de reparación
y estilizado que, gracias a su fórmula de aceite de argán ofrecen una mayor nutrición, brillo y
protección a cada fibra capilar sin sacrificar su apariencia.

Todo esto ha hecho que Moroccanoil, en 10 años, pasara de ser una marca de culto entre los
especialistas a convertirse en una firma global que cuenta con la presencia de estilistas
internacionales y cuyos productos han sido un parteaguas en la industria: decenas de
celebridades confían en Moroccanoil para lucir un cabello sano y envidiable en la alfombra roja,
y algunos de los diseñadores más importantes del mundo requieren de sus servicios para crear
peinados inigualables en las principales semanas de la moda, como de la celebración de estos
10 años Moroccanoil tendrá un kit especial de aniversario que será revelado a finales de este
año.
Compartir en Google Plus

Autor Stanley Herrarte

0 comentarios:

Publicar un comentario