A propósito del Día Mundial para la prevención del suicidio


Algunas portadas de Aula 2.0




Hoy se celebra el Día mundial para la prevención del suicidio, por una iniciativa de la Organización de Naciones Unidas.

Esta conmemoración me transporta a 1999. En esa época Guatemala sufrió un alarmante aumento en el indice de suicidios en adolescentes que obligó a los colegios a tomar cartas en el asunto. Yo trabajaba para Aula 2000 de Prensa Libre y obviamente no dejamos pasar la oportunidad para hablar del tema.

Para hacer este reportaje debía hablar con sicólogos, catedráticos, amigos y familiares de algunas víctimas. Nada fuera de lo común. Lo que en realidad me quitaba el sueño era cómo debía ilustrarlo. 

Obviamente era un tema muy sensible así que el trabajo fotográfico debía ser especial. O al menos eso pensaba yo a mis 22 años.
Dibujo de la época

Después de varios días y miles de ideas en mi cabeza llegué a una conclusión. Descabellada, pero era mi portada ideal.


Según mi criterio, la portada debía ser impactante sin ser ofensiva y debía ser en uno de los lugares más populares por los suicidas. Imaginen lo que yo imaginé en ese momento: Una chica agarrada del borde a punto de saltar del puente El Incienso, con las improvisadas casas del fondo del barranco, siendo testigos del hecho.

Luego de llegar a esa conclusión, el siguiente paso era encontrar una chica que sirviera de modelo y que no tuviera miedo de colocarse en el puente del lado del abismo. No recuerdo  quién fue la que salió en la foto. Si fue Francia o Irlanda García, dos hermanas que además de guapas, eran muy inteligentes y colaboradoras.

Se llegó el día

Desde la 13 calle nos fuimos caminando hasta el puente, a eso de las 6 de la tarde. Al llegar, Francia ( o Irlanda) se pasó del lado del barranco sin ningún problema. Cabe mencionar que en ese entonces el puente no tenía las mallas metálicas que luce en la actualidad.

Como buen fotógrafo, le pedía que modelara al borde del abismo, “ponete el pelo en la cara”… “ agarrate con una mano”… “poné un pie en el aire”… eran algunas de mis peticiones.

En eso apareció una ambulancia de bomberos y a los pocos segundos dos patrullas. Les explicamos que estábamos haciendo una sesión fotográfica y ellos no lo podían creer. Los policías indicaron que necesitábamos un permiso municipal para hacer eso, mientras los bomberos (asustados) agarraron a mi modelo y la pasaron del lado del asfalto.

A la semana siguiente salió el reportaje con la foto de Francia (o Irlanda) al borde del abismo. Obviamente fue un hit a nivel escolar y a nivel editorial. Nadie había hecho semejante portada ni tratado ese tema como nosotros. A los meses ganamos el premio de Aprofam.

Ahora que ya soy un adulto responsable (¿?) me doy cuenta de todas las cosas que estuvieron mal en esas fotos.

Sin embargo, sigo con la satisfacción de haber hecho un tremendo trabajo que fue muy comentado por los comunicadores de aquel entonces. Es una lástima que no tenga la foto para mostrárselas. Algún día iré a la hemeroteca y la buscaré.

Compartir en Google Plus

Autor Stanley Herrarte

0 comentarios:

Publicar un comentario