Fundación Miguel Torrebiarte Sohanin impulsa proyectos de desarrollo

 


Luego de un vuelo en avioneta que duró 22 minutos, llegamos a la ciudad de Cobán, desde donde nos trasladamos al municipio de San Cristóbal, Verapaz, para conocer de cerca los proyectos que realiza la Fundación Miguel Torrebiarte Sohanin (FMTS) en beneficio de la población de esa región del norte del país. 

Al evento asistieron representantes
de varios medios de comunicación.


El primer lugar que visitamos fue la Escuela Oficial Urbana Mixta Barrio San Agustín, que por cierto, está en muy buenas condiciones. En el establecimiento se ha invertido en la implementación de tecnología enfocada en la educación, por medio del Proyecto Profuturo, que ha donado 30 tablets para que los niños y docentes cuenten con tecnología para dinamizar el conocimiento. Fue notorio el interés que los niños de 5o y 6o primaria ponen en los programas que vienen instalados en los dispositivos, cuyos temas pedagógicos están basados en el Currículo Nacional Base, para desarrollar las competencias de los educandos.

Estudiante de 5o grado de la Escuela
Oficial Urbana Mixta Barrio San Agustín
Por medio de esta iniciativa han llevado tecnología a las aulas de 47 planteles públicos de Alta Verapaz, así como de Génova Costa Cuca, Quetzaltenango, con la entrega de equipo y capacitación a las comunidades educativas. Este proyecto beneficia anualmente a 17 mil estudiantes.

Luego nos trasladamos al Colegio y Hogar Nuestra Señora de los Desamparamos, donde niños de preprimaria, primaria y adolescentes de básico cuentan con instalaciones de primer nivel para recibir sus clases. El aporte de la FMTS consistió en la construcción de aulas, laboratorios y bibliotecas en el segundo piso del recinto, además de becas y mobiliario. 

Hogar Nuestra Señora de los Desamparados.
Desde la fundación de la casa hogar, en sus instalaciones brindan apoyo para 22 niñas y adolescentes de escasos recursos que reciben educación integral, bajo el cuidado de una congregación religiosa.


Luego visitamos el INED con Orientación en Artes y Oficios María Lantzendorfer, donde los jóvenes lugareños reciben formación técnica en electricidad, construcción y carpintería, Actualmente atienden a 78 jóvenes de la localidad, pero esperan aumentar la cobertura cuando las clases vuelvan a la normalidad.

Instructor del curso de Electricidad.

El recorrido continuó en el Hospital de Ojos de la Fundación  Dr. Ponce Archila, el cual  cuenta con modernas instalaciones y equipo de punta para atender a los pacientes que requieren servicios médicos visuales, auditivos, dentales, nutricionales y de diabetes . Cabe resaltar que el lugar es visitado por personas de todos el país, e inclusive de otras nacionalidades, por la calidad que ofrecen en diferentes especialidades. El 50 % de los visitantes reciben consulta sin costo, porque el objetivo es atender sin ánimo de lucro. Anualmente atienden a más de 17 mil personas de diferentes edades.

Tecnología de punta para atender a los pacientes. 

La última parada fue en el puesto de vacunación ubicado en Plaza Magdalena, que fue uno de los más importantes de Cobán. La FMTS brindó apoyo logístico, mobiliario, equipo y el local, mientras que el personal y las vacunas estuvieron a cargo del Ministerio de Salud Pública. Cuando llegaron las primeras dosis del fármaco, las instalaciones fueron abarrotadas por los pobladores que acudieron a recibir diferentes dosis para combatir el covid-19.

En 2021 fueron vacunadas más de 20 mil personas, lo que que representa el 17 % del total de dosis aplicadas en la cabecera municipal de Alta Verapaz. La labor ha sido posible con el apoyo de la

Una de nuestras compañeras aprovechó para
aplicarse la cuarta dosis.
Sexta Brigada de Infantería y el Comando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz para el orden y la Digitalización de Datos. Desde su apertura hasta la presente fecha se aplican diferentes marcas de vacunas para los cobaneros de todas las edades.


Mención aparte fue el delicioso almuerzo que disfrutamos en el restaurante de comida típica La Abuelita, ubicado en Plaza Magdalena. El negocio surgió como emprendimiento de una mujer de Cobán, quien ha contado con apoyo de las empresas que sostienen a la Fundación Miguel Torrebiarte Sohanin. La comida es deliciosa y abundante. Pudimos degustar de torrejas, rellenitos, mole, enchiladas, pollo, además del kak´ik, que es la especialidad de la casa y una de las recetas representativas del departamento norteño. El local ofrece amplia variedad gastronómica para todos los gustos.

El kak´ik es uno de los platillos representativos
de Alta Verapaz. 

En la extenuante jornada apenas nos dio tiempo de visitar una pequeña parte de los proyectos que son apoyados por la fundación. Sin embargo, podemos darnos cuenta del impacto positivo que la FMTS tiene en los municipios donde opera. Las necesidades de desarrollo son enormes, por esa razón, sus entusiastas colaboradores trabajan arduamente en la búsqueda de aliados para beneficiar a más personas.

Tras 22 minutos de vuelo -donde por primera vez tuve el gusto de ser el copiloto de la nave- volvimos a la capital con un sentimiento de asombro, satisfacción y gratitud por la labor altruista que realiza la Fundación Miguel Torrebiarte Sohanin, cuyo esfuerzo debiera replicarse en todo el país. Hay empresas que hacen la diferencia y, sin duda alguna, estamos ante una organización sin fines de lucro es un ejemplo a seguir, para mejorar las condiciones de vida de niños, jóvenes y adultos que viven en diferentes regiones de Guatemala.


Los proyectos de la fundación benefician a miles de personas de diferentes regiones del país.


Share:
Copyright © Revista ESE. Designed by OddThemes