Buses Cristóbal Colón reinician servicio de pasajeros

 


La empresa de transporte de pasajeros Cristóbal Colón reactivó sus operaciones tomando las medidas de protección e higiene recomendadas por las autoridades del ministerio de Salud.

“Integrarnos a la reapertura económica representa una gran responsabilidad con nuestros pasajeros y colaboradores. Durante el confinamiento, hemos trabajado en la actualización y refuerzo de los protocolos respectivos, para seguridad de nuestros clientes, afirmó Josef Valdez, gerente comercial de Cristóbal Colón para Centro América Norte. 

La empresa es filial de la compañía mexicana MOBILITY ADO, y se suma a la iniciativa global de la compañía Muévete Tranquilo, la cual promueve la corresponsabilidad entre las marcas y los pasajeros para crear una movilidad segura y consciente, con protocolos estandarizados que la han hecho acreedora de certificaciones internacionales como la de la Asociación Española de Normalización (AENOR). 

En este momento, Cristóbal Colón tiene activa la ruta a Santa Elena, Petén y también cuenta con salidas especiales hacia Quetzaltenango, Huehuetenango, Camojá y La Mesilla. La empresa está al pendiente de las disposiciones de las autoridades para activar otros destinos a los departamentos y fuera del país.

Dentro de los protocolos y medidas adicionales que la marca está implementando para el cuidado de sus pasajeros se encuentran:

a.    Prevención en estaciones

Por medio de filtros de seguridad, se realiza el estricto cumplimiento a las medidas de distanciamiento social, uso de cubrebocas, toma de temperatura, la aplicación de gel antibacterial e higienización de calzado.

b.    Protocolo de abordaje

Cuidando todas las medidas preventivas al momento de abordar, el personal de Cristóbal Colón realiza la desinfección de equipaje, aplicación de gel antibacterial previo a abordar y se utiliza el escaneo de código de barras para registrar el boleto.

c.    Asignación de asientos para mantener el distanciamiento

Para efectos del protocolo de asignamiento de asientos, se redujo la capacidad  en el bus al 50%, distribuyendo las plazas de tal manera que se asegure el distanciamiento entre personas. 

d.    Higiene y desinfección de unidades

El saneamiento de los autobuses e instalaciones por medio de un protocolo de limpieza High Touch, donde se hace énfasis en las zonas de mayor contacto, cumpliendo con los estándares de bioseguridad, calidad, lineamientos y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

e.    Equipo de protección para colaboradores

Distribución de kits con careta, mascarillas y gel antibacterial entre los colaboradores, quienes lo portan en todo momento en que están activos y tienen contacto con los usuarios del servicio.


Share:

Publicar un comentario

Copyright © Revista ESE. Designed by OddThemes