IMPORTANCIA DEL SECTOR CONSTRUCCIÓN PARA EL 2021

 


El área inmobiliaria es considerada como uno de los pilares de la

economía nacional. Aun así, esta fue una de las más afectadas durante el momentáneo cierre de

actividades a nivel nacional. Según el Banguat, se reportó una caída del 6.1%, cuando las proyecciones

eran de un desarrollo de por lo menos un 4%, por la cantidad y calidad de las edificaciones programadas

para dar inicio. Afortunadamente, la reapertura progresiva y el interés en la compra para inversión

propulsó un alza que se prevé seguirá en 2021. “La atención del comprador hacia nuevos sectores y la

inversión de desarrolladores en nuevas áreas sirvió para que las puertas se abrieran y se logrará una

inclinación favorable hacia los objetivos del sector”, indicó Gastón Machado, Gerente de Desarrollos

Inmobiliarios Izabal.

En este sentido, el sector prevé un incremento de por lo menos el 7% en el mercado y una aportación 

del 4.4% al PIB nacional, al momento de realizar el corte final anual. Uno de los elementos que 

contribuye con dicha tendencia positiva es el incremento en la preventa de proyectos que ya contaba 

con licencias aprobadas para empezar actividades. Si bien es cierto que la inestabilidad traída por el 

COVID-19introdujo retrasos en procesos administrativos, es importante, tanto para el desarrollo social 

como para la economía, que estos no queden estancados y se promueva agilidad en las aprobaciones s

egún lo que dicta la ley.

En 2021 se está experimentando un aumento de proyectos, lo que demuestra un porvenir esperanzador

para edificaciones en curso y a futuro. El poder seguir adelante con los diferentes proyectos propuestos

significaría un avance no solo para los desarrolladores, sino también recuperación para trabajadores.

Ahora más que nunca es oportuno que el sector privado pueda unirse a los esfuerzos para la generación

de nuevos puestos de trabajo y así impulsar el desarrollo económico. Sin embargo, esto solo puede

darse si el gobierno aporta un manejo eficaz de tiempos en lo referente a las licencias y procesos.

“El empleo ofrecido por el sector de la construcción impacta también en la la estabilización de diferentes

mercados afectados por la pandemia. Con proyectos como Torre Manatí en Izabal y otros que se

encuentran en proceso de construcción en regiones del interior, creemos que se podrán ofrecer

importantes ofertas laborales y de desarrollo social que promoverán la reactivación de las

microeconomías locales. Sin embargo, para materializar los beneficios, instamos a las autoridades a

agilizar los trámites de licencias acordes a la ley para la pronta continuación de las planificaciones

planteadas”, finaliza Machado.

Share:

Publicar un comentario

Copyright © Revista ESE. Designed by OddThemes